.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Jun 11, 2007

Tribeca x 4: Pablo Trapero y Martina Gusmán


Durante el 6º Festival de Cine de Tribeca tuve el placer y honor de entrevistar a algunos de los cineastas, actores, productores y ejecutivos del festival. A continuación, un extracto de la entrevista con Pablo Trapero, director, escritor y productor de Nacido y Criado (Born and Bred), y Martina Gusmán, actriz y productora ejecutiva de la misma película.

During the 6th Tribeca Film Festival I had the pleasure and honor of interviewing some of the filmmakers, actors, producers and festival executives. Next there is an excerpt from the interview with Pablo Trapero, director, writer and producer of Nacido y Criado (Born and Bred), and Martina Gusmán, actress and executive producer in the same film.

Pablo Goldbarg: Todas tus películas tienen diferentes estilos. ¿Sos consciente que en esta última estás “renacido y recriado”?

Pablo Trapero: (risas) La verdad que no. Se puede diferenciar un poco de las anteriores porque es deliberadamente más dramática quizás. Si tuvieramos que encontrarla en el “DVD Club” estaría en el género de drama, y eso puede ser que la diferencie un poco de las demás, pero no. Yo con cada película me involucré más o menos igual, y por suerte la recepción que tuvieron las películas me hace pensar más que nada en la que viene que hacia atrás. Entiendo lo que decís porque me lo han preguntado muchas veces, pero no fue un ejercicio formal. Eso quiero decirte: no se trata de “voy a hacer esto para diferenciar de tal cosa…” Siempre trato de ser muy solidario con la historia que quiero hacer, y cada historia va necesitando una forma de ser contada. Eso me parece que puede ser el origen de este cambio que notás.

P.G.: Algunas escenas se convierten en una marca muy personal: el coche de carrera de Mundo Grúa (1999), los tiros en la comisaría de El Bonaerense (2002), el maravilloso cortejo fúnebre con los tractores en tu película actual… Me pregunto si las tenés pensadas desde el guión, o al llegar al lugar de filmación se renueva el proceso creativo.

P.T.: No, la mayor parte de eso está en el guión. Lo que pasa es que en el set se termina de formar. El cortejo era más o menos como lo viste. A diferencia que en el guión se hablaba de otro tractor. Los tiros en El Bonaerense también. Después, en el medio del proceso estaba esta señora “super size me” con la ametralladora. En la escena se toma forma, pero estas ideas están desde el principio. Es este límite de lo absurdo y lo cotidiano. Trabajo muy consciente de eso. Los momentos de absurdo que tiene la vida de todos los días, y que uno lo vive con naturalidad, pero cuando alguien lo mira de afuera cambia. Absurdo o extrañamiento, o fantasia, o el nombre que le quieras poner. Pero justamente esta idea de que el día a día en realidad es como una aventura y no el “daily”, lo cotidiano, sino que todo el tiempo existen estas sorpresas. Esto es buscado en casi todas mis películas.

P.G.: Martina, ¿Cómo fue desde lo personal hacer un papel que es corto pero muy profundo, y que está relacionado con la tragedia?

Martina Gusmán: Como nosotros trabajamos juntos hace seis años, y como además somos marido y mujer con Pablo, es decir compartimos la vida juntos, yo estuve desde el inicio del guión y la idea de la película, incluso él escribió el personaje de Mili para que lo haga yo. Entonces todo lo que fue la investigación de los procesos de duelo, y lo que le pasa a la gente en situaciones similares, yo lo viví desde un comienzo. Trabajamos muchísimo con Guillermo Pfening (actor) y Pablo, y fue muy paulatino. Fuimos creando el personaje juntos.

P.G.: ¿Cuál es la diferencia entre Pablo director y Pablo productor, y cuáles son sus próximos proyectos?

M.G. : Que Pablo director siempre quiere más (risas), y que por suerte tiene un Pablo productor que puede también ser consciente de las cosas que puede o no hacer. Por lo tanto eso es muy bueno para él como director porque tiene una capacidad increíble de adaptarse a las diferentes situaciones o cambios. Por ejemplo, en Nacido y Criado, fuimos ahí porque era un lugar alucinante lleno de nieve, y la nieve se empezó a ir de una forma terrible. Cualquier otro director tal vez se hubiese paralizado, y sin embargo Pablo se adaptó, buscó nuevas locaciones para ir siguiendo la nieve, o armó nieve con sal. Tiene mucha facilidad para adaptarse, y mentalidad de productor. Esa combinación, para hacer cine en Argentina, es muy buena. De la productora ahora estamos haciendo una película, y de Pablo, su próxima película, que en principio se llama Desencuentro pero que todavía no está definido el nombre. Vamos a filmar en Septiembre/Octubre de este año, y vamos a trabajar juntos desde producción, y en la actuación. El 21 de Mayo arrancamos con el rodaje de la próxima película de Albertina Carri, directora de Geminis, que se llama La Rabia. Y después La Matiné, un documental uruguayo.

P.G.: Es un placer conocerlos, y gracias por hacer que el cine Argentino se conozca en el resto del mundo.

P.T.: Muchas gracias... muy amable.

M.G.: Muchas gracias a vos.


Nota relacionada (related note):
Renacer

No comments: